Relaciones a Larga Distancia Club 24 R.D. http://www.vipclub24.com.do

Relaciones a Larga Distancia Club 24 R.D. http://www.vipclub24.com.do

En un mundo híper conectado las relaciones a larga distancia son moneda corriente. Si no te sucede a ti, seguramente alguna amiga vive o vivió una relación de este tipo. Según un estudio publicado este año en la revista Journal of Communication, tres millones de parejas viven separadas en Estados Unidos, mientras que en la población universitaria entre un 25 y un 50% tienen una relación de este tipo, y hasta un 75% la tuvo alguna vez.

Aunque nos cuesta pensar que estas relaciones se prolonguen en el tiempo, y más de una vez escuchemos cosas como “vives un amor de cuatro”, esta investigación que realizó la Universidad de Hong Kong intenta probar lo contrario: las relaciones a distancia pueden ser incluso más exitosas que las convencionales.

¿Qué comprobaron?

Que hay un mayor grado de intimidad. Pues, ¡claro! En una relación a larga distancia, cuando nos comunicamos con nuestra pareja, realmente le prestamos atención. Queremos saber cómo se encuentra, qué estuvo haciendo, cómo se siente y otras tantas cosas que quizás en una relación “convencional” pasamos por alto porque tendemos a dar por sentada a la persona a nuestro lado. Su presencia física nos da la sensación de que siempre va a estar allí, mientras que la ausencia provoca cierta inseguridad, ¡y por eso deseamos saber todo sobre él o ella! Ojo que hay una delgada línea entre esto y la obsesión. Así que a mantener la energía focalizada también en otras cosas.

¡Cuando finalmente se produce el encuentro todo es maravilloso! No hay tiempo para peleas. Solo queremos disfrutar y estar juntos. La calidad del tiempo que se comparte es otra, el sexo es súper apasionado y a cualquier hora; ¡todo es felicidad! Pero no llegamos a conocer sus trapitos sucios, ¡ni a mostrar los nuestros! Esos sólo podemos verlos cuando vivimos el día a día.

Y por último, cuando estamos separados podemos llevar una vida independiente, hacer lo que nos gusta, lo que tenemos ganas, sin tener que conciliar con el otro porque está ausente físicamente. Parece un poco egoísta este pensamiento, y no es sostenible en el tiempo si en verdad deseamos estar en pareja, pero recordemos lo bien que se siente cuando hacemos lo que queremos sin rendir cuentas por ello a nadie…

Tips para alcanzar el éxito

– Establecer una rutina de comunicaciones. Saber cuándo y cómo vamos a comunicarnos, y cumplirlo, reduce la incertidumbre y baja nuestros niveles de ansiedad. Hoy contamos con Skype, Google Voice, Facetime, Viver y otros tantos medios para hablar. Pero a no desesperarse si no podemos localizarlo. No significa que le haya ocurrido nada grave o que nos esté engañando con un tercero, sino que simplemente se retrasó o tuvo un inconveniente. ¡También puede sucederte a ti!

– Gestos románticos. Ya nadie envía cartas por correo; escríbele una de puño y letra y rocíala con tu perfume, mándale un regalo o contrata algún servicio para que le lleve un desayuno sorpresa a su casa. Puedes hacer un montón de cosas, sólo necesitas usar un poquito la imaginación.

– Planificar las visitas y que sean mutuas. Así los dos realizan el mismo esfuerzo y no hay reclamos. Y si provienen de diferentes culturas y manejan distintos idiomas, lo ideal sería que los dos se interesasen por la cultura del otro y aprendieran el idioma.

– Aprovechar para hacer las cosas que nos gustan. Disponemos de mucho más tiempo que las parejas “convencionales”, ¡así que sácale el jugo! Además, focalizar la energía en otras cosas nos ayuda a no obsesionarnos con la larga distancia y las inseguridades que ello puede generar.

– ¡Animarse al sexo virtual! Y sí… es cierto que al principio puede resultar medio rarito o que de vergüenza, pero es la forma que tenemos de relacionarnos a ese nivel con nuestra pareja cuando está lejos. Si tenemos confianza con el otro, ¡puede ser divertido! Además ejercitarás el vocabulario sexual y estimularás tus fantasías. ¡Ánimo!

– La distancia debe ser temporal. Amigos, esto es clave, una relación a larga distancia no puede estirarse en el tiempo indeterminadamente. Lo recomendable es poner una fecha entre ambos para terminar con la distancia y finalmente compartir el mismo suelo, aunque decidan no convivir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s